Suero de la verdad

TIOPENTAL (SUERO DE LA VERDAD)

Los barbitúricos son una familia de fármacos derivados del ácido barbitúrico que actúan como sedantes del sistema nervioso central y producen un amplio esquema de efectos, desde sedación suave hasta anestesia total. También son efectivos como ansiolíticos, como hipnóticos y como anticonvulsivos.

Los barbitúricos también tienen efectos analgésicos, sin embargo, estos efectos son algo débiles, impidiendo sean utilizados en cirugía en ausencia de otros analgésicos.

El comúnmente conocido como suero de la verdad, es en realidad un fármaco barbitúrico de nombre pentotal sódico o tiopental, una forma “común” de denominar al tiopentato de sodio, el cual no se utiliza comúnmente con los mismos propósitos que los fármacos barbitúricos porque tiene una acción corta (15 minutos.)

El pentotal ha sido utilizado en psiquiatría, para favorecer la fluidez en las respuestas que dan los pacientes, y poder alcanzar el diagnóstico de forma más acelerada y con mayor éxito. Teniendo en cuenta que como agente hipnótico, con una dosis controlada, su actuación en el cerebro humano produce depresión de las funciones corticales superiores (lenguaje, memoria, conducta, creatividad, concentración y atención, razonamiento, sensopercepción, sentimientos, regulación y control).

Se pensó que podría resultar de utilidad en interrogatorios, puesto que la mentira es una elaboración compleja, consciente, mucho más complicada que la verdad, así que, si se ven disminuidas las funciones corticales superiores, al sujeto le resultará mucho más complicado mantener su voluntad y la “verdad” fluiría en su conversación con mayor facilidad.

Eso es, al menos, la teoría, puesta en práctica durante decenios por los servicios de espionaje de muchos países. Hasta cierto punto, la idea es correcta, pero no garantiza, ni mucho menos, que el sujeto vaya a contar lo que se espera, puesto que hay muchos factores que pueden modificar el experimento, desde un entrenamiento especial hasta condiciones ambientales o, simplemente, una asunción de la mentira como verdad.

El pentotal no es efectivo al 100%. Si es verdad que consigue que la persona sometida al tratamiento diga lo primero que se le pasa por la cabeza, entre ello, la verdad. Pero la cosa cambia si dicha persona no distingue entre lo que es verdad y lo que es mentira, o bien ha recibido un entrenamiento especial.

Si una y otra vez te dicen que una cosa es verdad y tratan de convencerte de ello, a sabiendas de que es mentira, ya eres susceptible de hacer fallar al pentotal sódico.

TOX-BARB002

Efectos:

Típicamente, el tiopental produce tanto una erección como una inconsciencia que aparece en unos 20 segundos y se mantiene de 5 a 10 minutos.

  • Sistema cardiovascular: Disminuye la presión arterial y aumenta la frecuencia cardiaca. El gasto cardiaco se mantiene igual por el aumento de la frecuencia cardiaca.
  • Respiración: Disminuye la respuesta a la hipercapnia y la hipoxia, es decir, produce problemas respiratorios (disminución en la respiración).
  • Sistema nervioso central: Disminuye el flujo sanguíneo cerebral por vasoconstricción, disminuye el consumo de oxígeno en un 50%.
  • Otros efectos centrales:
    • No tiene efecto analgésico. Incluso se sabe que a bajas dosis disminuye el umbral al dolor.
    • Efecto “sedación desconcertante”: En ocasiones a dosis bajas originan desorientación y excitación. Presentan tolerancia aguda y dependencia al efecto hipnótico y sedante.
    • No es relajante muscular, y a veces dan lugar a contracciones involuntarias de los músculos esqueléticos.
    • Poseen un efecto anti-epiléptico de gran utilidad clínica.

Farmacocinética:

Los barbitúricos son liposolubles y por lo tanto se disuelven con facilidad en la grasa del organismo. Entonces están preparados para traspasar la barrera hematoencefálica y alcanzar el cerebro.

Una vez en el cerebro, los barbitúricos actúan impidiendo el flujo de iones de sodio entre las neuronas, a la vez que favorecen el flujo de iones de cloruro. Se unen a los receptores GABA y aumentan la acción de este neurotransmisor. De esta manera, al aumentar la conductancia al cloruro y reducir la sensibilidad de la membrana neuronal postsináptica a los neurotransmisores excitatorios, afectan significativamente la actividad neurologica.

En bajas dosis y en ausencia de GABA no afectan a la neurotransmisión.

Generan rápidamente dependencia tanto física como psíquica y sobredosis relativamente pequeñas pueden resultar letales.

TOX-BARB003

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*